Se trata del bodyboarder Rafael Piccoli, quien fue encontrado sin vida en una playa contigua a Zicatela.

La reconocida playa de Zicatela es el paraíso para muchos surfistas en todo el mundo, entre ellos algunos chilenos que buscan olas grandes, como Diego Medina y Cristian Merello.

Muchas veces al ver olas “surfeables” pareciera que los riesgos son inexistentes, pero el mar está lleno de peligros, especialmente cuando se trata de grandes rompientes con fondos bajos, tal como la ola de Zicatela.

El pasado martes 14 de mayo fue encontrado en la localidad de Puerto Escondido el cuerpo del bodyboardista brasileño, Rafael Piccoli. Daniel Podesta, surfista chileno en la zona, señala que en un comienzo “nadie vio nada, lo sacaron a un kilómetro de donde sale la ola. Según lo que me comentó un fotógrafo, se metió en una campana y se desnucó, otros dicen que se golpeó en el fondo y se fue a negro. Es bajo el fondo y salen unas bombas terribles, al estilo de la ola de Pichicuy, quizás más fuerte”.

Esta habría sido su última ola en la famosa rompiente mexicana.