Un nuevo estudio publicado en la revista Nature indica que el subsidio forestal implementado en Chile entre 1986 y 2011 se tradujo en la disminución de bosques nativos, pérdida de biodiversidad y una escasa captura adicional de Carbono.

Los ecosistemas forestales nativos son fundamentales para contribuir a la captura y almacenaje del CO2 excedente en la atmósfera y la conservación de la biodiversidad asociada a estos ecosistemas.

Así lo confirma una nueva investigación publicada en la revista Naturela cual analiza los impactos generados por el subsidio forestal implementado en Chile entre 1986 y 2011 sobre la cobertura forestal, la captura de carbono y la biodiversidad.

Para ello, los investigadores Cristian Echeverria, Robert Heilmayr y Erik Lambin desarrollaron un modelo econométrico sobre el cambio de uso de suelo asociado a la expansión de plantaciones forestales impulsadas por subsidios en Chile y sus impactos en las variables mencionadas. Una comparación de simulaciones, con y sin subsidios, indica que los pagos por forestación aumentaron la cubierta arbórea a través de la expansión de plantaciones de especies exóticas, pero que ello implicó la disminución del área cubierta por bosques nativos. A su vez, el estudio indica que los subsidios forestales en Chile probablemente disminuyeron la biodiversidad asociadas a estos ecosistemas sin aumentar el carbono total almacenado en la biomasa forestal.

De acuerdo a los investigadores, para mejorar los resultados respecto a la conservación de la biodiversidad y captura de carbono del país, las políticas de reforestación deben tener un énfasis especial en ecosistemas naturales nativos.

Fuente : @eldesconcierto