Junto a Guillermo Satt e Ignacio Navarro, Mekis es uno de los tres clasificados al Quiksilver Punta de Lobos Challenge.

El pasado fin de semana Punta de Lobos nuevamente fue el epicentro del surf de olas grandes a nivel sudamericano. El Corona Triales, clasificatorio nacional, definió los tres cupos al Quiksilver Punta de Lobos Challenge, de una nómina total de 28 surfistas chilenos elegidos por su constancia y trayectoria.

Uno de los ganadores de este primer campeonato fue Federico Mekis, surfista que hace dos años no lo pasó nada de bien detrás de Los Morros, luego que un set de olas grandes lo dejara sin surfear por un par de meses, luego de un pagón que difícilmente podrá olvidar. Hay que destacar que en este caso, el rescate realizado por Pablo Yáñez fue clave. Sin su talento y voluntad la historia pudo haber tenido un desenlace trágico.

Con el tiempo, Fede Mekis volvió al agua y hoy es uno de los clasificados al Quiksilver Punta de Lobos Challenge, una de las tres fechas del Big Wave World Tour en el Hemisferio Sur.

“Después del accidente es toda una experiencia surfear detrás de Los Morros. Siempre hay un miedo que te recuerda el accidente, pero al final todo está en la mente y hay que ser capaz de focalizarse en la ola de ese momento y dejar el miedo atrás”, comenta al respecto Federico Mekis.