No por nada se habla de la magia del sur. Ramón Navarro, Otto Flores, Kohl Christensen y León Vicuña fueron a comprobarlo el pasado otoño, encontrándose con una de las mejores olas que hayan surfeado en su vida. 

Los rumores la nombraban, pero después de haber pasado mucho tiempo en el área Navarro se mostraba escéptico y sin esperar demasiado. “He pasado la mayor parte de mi vida tratando de encontrar nuevas olas y esta fue justo debajo de mis narices (…) y eso es porque los bancos de arena son tan difíciles. Cambian todo el tiempo y hay muchas cosas que deben suceder para que se vuelvan buenos nuevamente”.

Desafortunadamente, el banco de arena mágico desapareció casi tan rápido como se formó. No mucho después de que Navarro, Flores, Christensen y un equipo chargers locales chilenos encontraran la ola, Navarro regresó al lugar solo para encontrar una versión triste de lo que habían encontrado antes. Afortunadamente tuvieron al cineasta Rodrigo Farías Moreno allí para documentar el brillo de la ola.